81 22 47 00

Problemas Auditivos

 

Las deficiencias auditivas, también denominadas pérdidas auditivas o hipoacusias, ocurren cuando hay un problema en los oídos o en una o más partes que facilitan la audición. Una persona con una deficiencia auditiva puede ser capaz de oír algunos sonidos o puede no oír nada .A continuación te presentamos algunos de los principales padecimientos relacionados con el oído.

 

Otidis Media

Es una inflamación persistente de la mucosa que recubre el oído medio, se produce una exudación líquida que queda atrapada por el cierre de la trompa de Eustaquio, y por ello se produce dolor y alteración de la audición.

 

Otomatoiditis

Inflamación aguda o crónica que afecta a la caja del tímpano y a las celdas mastoideas (otitis y mastoiditis). Suele provocar dolor, fiebre, sordera, cefalea y exudación purulenta. El tratamiento suele ser con antibióticos y, en caso necesario, puede intervenirse quirúrgicamente.

 

Presbiacusia

Es la forma más frecuente fisiológica de la pérdida gradual de la audición o hipoacusia, suele afectar a ambos oídos y se debe principalmente al envejecimiento, aunque pueden presentarse casos a partir de los 20 años de edad. Afecta a ambos sexos, pero tiene mayor incidencia y gravedad en los hombres, se manifiesta progresivamente.

Primero altera las frecuencias agudas y progresivamente las medias y graves, lo que contribuye a la dificultad en la compresión del habla.
En los pacientes con presbiacusia es muy frecuente escuchar la frase: “oigo, pero no entiendo” y las personas que la padecen, piden por lo general a los demás que hablen más alto y pausadamente, sobre todo cuando hay ruido de fondo. 

Hay casos en los que se presentan zumbidos molestos de los oídos, mareos y vértigos. El único tratamiento, hasta la fecha es el uso de prótesis auditivas, ya que no hay ningún medicamento ni cirugía capaz de solucionar el problema.

 

Trauma Acústico

El trauma acústico es una causa común de hipoacusia sensorial. El daño de los mecanismos auditivos dentro del oído interno puede ser causado por: Una explosión cerca del oído, disparos de armas exposición prolongada a ruidos altos (como música a alto volumen o maquinaria ruidosa) .La hipoacusia puede no ser curable. El objetivo del tratamiento es proteger el oído de un daño mayor. Se puede necesitar la reparación del tímpano.

En caso de presentar alguno de estos padecimientos, es importante saber que hay alternativas de tratamiento y en la mayoría de las ocasiones el uso de un audífono puede ayudarle con la comunicación.

En Ginequito contamos con un equipo especializado en enfermedades auditivas, en quienes encontraras una solución a tu problema de oído, visita nuestra sección de Otorrinolaringología.

 

 

Regresar