81 22 47 00

¿Cómo saber si mi hijo tiene una hernia inguinal?

Embriológicamente se considera a la hernia inguinal como un defecto anatómico en la región inferior del abdomen (ingle) a través del cual se produce una protrusión (salida) de estructuras intrabdominales o líquidos hacia el escroto (niños) o labios mayores (niñas).

Las mejores aliadas en el diagnostico son los madres, quien nota una “bolita” o aumento de volumen en la región de la ingle durante el cambio de panal o al poner a su bebe en posición vertical.

En niños recién nacidos prematuros el riesgo se incrementa desde un 15 % hasta un 30%,  cuando el nacimiento es durante la semana 32 o anterior.  Comparado con un 1 a 5% en niños nacidos a término.  Es más frecuente en varones (80% vs. 20% niñas) y en lado derecho (60% vs 30% izquierdo y 10% bilateral). 

El tratamiento es mediante cirugía con abordaje abierto vía inguinal o laparoscópico, es más común la primera técnica.  Para realizar la cirugía  en un bebé prematuro se deberá considerar algunos factores como peso mayor a 2 kgs, edad postconceptual = (edad gestacional + edad cronológica) mayor a 60 semanas y preferentemente antes de su egreso del hospital.  En los pacientes recién nacidos a termino o mayores se deberá corregir el defecto en el momento de su diagnostico considerando el procedimiento como una urgencia relativa.

En Ginequito contamos con quirófanos equipados para la cirugía pediátrica La anestesia preferida será regional (bloqueo caudal o epidural) y general en casos muy específicos. La recuperación es inmediata y se prescriben analgésicos vía oral para manejo en casa.

Es recomendable acudir con un cirujano pediatra certificado;  quien es el profesional de la salud con entrenamiento para el manejo quirúrgico de los pacientes desde prematuros hasta los 15 o 18 años.

En Ginequito contamos con atractivos paquetes de cirugía pediátrica y beneficios especiales para pacientes con el carnet Bebé Ginequito, visita nuestra sección de Pediatría.

Regresar